Puede que también te interese

Las bolsas son complementos básicos utilizados por millones de personas en todo el mundo. Sus principales funciones son para trasportar objetos, tirar residuos o como envoltorio de regalo y su popularidad se remonta a los años 70 del siglo XX, cuando empezaron a ser usadas de forma generalizada por todo tipo de establecimientos comerciales. Los principales materiales con los que son fabricadas las bolsas son papel, tela y plástico.

Una sola persona emplea más de una bolsa con diferentes usos a lo largo de un día normal: si acude a un supermercado o a cualquier otro comercio, la compra se la llevará en bolsas de papel, tela o plástico; si tira la basura en su domicilio, los residuos irán en bolsas de basura y si va a hacer o recibir un regalo utilizará bolsas de papel kraft como envoltorio.

La bolsa es un elemento común en la vida diaria de cualquier ciudadano del planeta y ello se debe, principalmente, a su versatilidad, bajo coste y resistencia. Las bolsas llevan con nosotros varias décadas, pues empezaron a convertirse en un objeto tremendamente popular en los años 70 del siglo pasado. Los primeros en utilizar bolsas de plástico de forma generalizada fueron los comerciantes que encontraron en la bolsa un elemento de transporte y protección para las mercancías de sus clientes increíblemente práctico y descubrieron su potencial publicitario: era muy fácil convertir las bolsas de plástico en bolsas personalizadas con los logos o símbolos del establecimiento.

Material con el que están fabricadas las bolsas

Durante décadas, las bolsas más utilizadas han sido las bolsas de plástico, por su facilidad de fabricación, bajo coste, resistencia y multifuncionalidad. Estas bolsas de plástico, que eran utilizadas de forma masiva por comercios, estaban fabricadas en polietileno o polipropileno.

Sin embargo, los riesgos para el medioambiente que representan estas bolsas de plástico tiradas sin control han llevado a un replanteamiento de su utilización por muchos estamentos sociales. Hay que tener en cuenta que muchas bolsas de plástico son virtualmente indestructibles y llegan al océano, donde numerosas especies se enredan con ellas y mueren. Dichas bolsas pueden tardar hasta 400 años en descomponerse y los expertos aseguran que la utilización de bolsas de plástico genera en todo el planeta alrededor de 100.000 toneladas de residuos y 440.000 toneladas de dióxido de carbono contaminantes.

Ante ello, en los últimos años han cobrado mayor empuje, en detrimento de las tradicionales bolsas de plástico, las bolsas de papel o nuevas bolsas de plástico biodegradables, que pueden ser recicladas.

Por último, las bolsas de tela también son empleadas con mucha frecuencia por tiendas, supermercados y otros comercios.

Tipos de bolsas más utilizadas

Las bolsas de basura están fabricadas, principalmente, con polietileno. Este tipo de plástico le confiere bastante resistencia para transportar los residuos y reduce los olores derivados de residuos orgánicos, aunque hay una gran variedad de grosores y tamaños.

Las bolsas de papel kraft son bolsas para regalo muy apreciadas. Las bolsas de papel kraft son, con frecuencia, personalizadas, proporcionando al regalo mayor atractivo y singularidad. Otra variedad de bolsas para regalo son las bolsas de celofán, que son especialmente indicadas para envolver pequeños objetos y materiales delicados.

Las bolsas biodegradables cada vez son más empleadas para combatir la contaminación del medioambiente y ayudar a preservar especies en extinción, amenazadas por los desechos arrojados por el hombre. Estas bolsas ecológicas están fabricadas con diversos componentes como plásticos fabricados a base de almidón de patata o polímeros biodegradables de origen petroquímico.

Las bolsas de cartón son también utilizadas para envolver regalos o transportar diversos materiales, aunque su uso es menor y no son apropiadas para llevar objetos muy pesados, pues corren el riesgo de romperse.

Las bolsas camiseta son bolsas de plástico con asas que reciben este nombre debido a la similitud de su forma con dicha prenda de vestir. Son bolsas de polietileno habitualmente blancas o transparentes, resistentes y económicas, que son empleadas por muchos comercios. Estas bolsas para comercios son fabricadas en muy diferentes formatos.

Las bolsas tipo saco están disponibles con asa o sin ella y constituyen, con mucha frecuencia, personalizadas. Hay muchas bolsas saco de tela para uso escolar que les encantan a niños y adolescentes.

Las bolsas serigrafiadas son bolsas personalizadas. Se trata, por lo general, de bolsas publicitarias gratuitas que son entregadas a los clientes de comercios al realizar sus compras. Estas bolsas impresas representan una forma económica y eficaz de anunciar un establecimiento o servicio.

¿Dónde comprar bolsas baratas?

Si buscas bolsas de papel, bolsas de plástico o bolsas de tela, bolsas de basura, bolsas de papel para regalo, bolsas de papel personalizadas, bolsas de colores, bolsas para negocios, bolsas camiseta o bolsas tipo saco te recomendamos visitar nuestra tienda online.

En nuestra web están a la venta las mejores y más económicas bolsas, para una gran variedad de usos. Ya necesites bolsas estándar para uso general, bolsas de regalo, bolsas de protección y seguridad o bolsas especiales de impresión, entre otras, las encontrarás en nuestra tienda online.